¿Los hombres hemos vestido siempre de oscuro?

La familia de Felipe V. Véanse los colores de los hombres

La familia de Felipe V. Véanse los colores de los hombres.

Si a principios del siglo XXI, da igual el año, acudimos a un comercio de moda para hombre y miramos los trajes veremos tres colores: negro, azul marino y gris; muy raramente aparecen tonos como el verde, no digamos ya el marfil, en Europa, y mucho menos el granate; sin embargo las mujeres puede vestir, y de hecho visten, de rojo, azul celeste, verde... ¿Esto siempre ha sido así?

La respuesta no puede ser otra que NO. Si vemos el detalle adjunto del cuadro La familia de Felipe V podemos apreciar a Felipe V sentado y de gris, cierto es, pero tras él está el cardenal infante Don Luís vestido de rojo y a don Felipe, duque de Parma, en un tono azul turquesa o aguamarina. El cuadro lo podemos disfrutar con mucha más calidad en el Museo del Prado.

¿Por qué se ha producido esto? ¿A qué se debe que los hombres vistan siempre ahora de oscuro?

En primer lugar, la renuncia a los colores no se ha producido en todas las sociedades por igual. Si vemos imágenes de líderes centroamericanos o indues, comprobaremos que lucen con mucha frecuencia el blanco o, al menos, el marfil.

En segundo lugar, en el siglo XVIII y XIX se produjo la llamada Revolución Industrial y con ella un gran cambio social, como revolución que fue. Con este cambio aparece el empresario, el fabricante, el hombre de negocios en general, no ya el mercader de antaño. Si una cosa debe demostrar un empresario es la eficiencia, la especialización. Además eran gentes que sabían lo que costaba ganar el dinero, no lo percibían de tierras y propiedades administradas por una lógica propia. Por esta razón la mayoría de los hombres de negocios que formaban la burguesía terminaron convirtiendo en un referente social, incluso desbancando a los antiguos estamentos, como los aristócratas o el alto clero. Así la burguesía comenzó a imponer su vestimenta de colores discretos y con pocos o ningún adorno superfluo. En un mundo regido ahora por los empresarios y la producción en masas los vivos no contaban con gran aceptación. Al mismo tiempo se redujo la cantidad de adornos y joyas, vuelva el navegante a mira la foto y compruebe la cantidad de hilos dorados que lucían sus trajes. Los burgueses, quienes terminarían creando las actuales clases altas y medias altas, no necesitaban perder el tiempo maquillándose, llevando peluca y luciendo puños brocados o bordados.

Esta imposición de una moda proveniente de una clase social que desbancó a otra. Está por ver que continúe hoy en día. Naturalmente nuestra proximidad no nos permite tener perspectiva, pero parece que actualmente las clases altas influyen poco en la moda, no nada, aunque sí poco.
¿Los hombres hemos vestido siempre de oscuro?
Tel. 920 22 69 31     |         Donde estamos     |     Contáctenos